casa-basura

Gregory Kloehn, un artista californiano, no hace mucho ha renunciado a la venta de esculturas para construir pequeñas casas para los «sin techo» fabricadas totalmente con material obtenido de la basura.

La tarea de este artista  de Oakland consiste en la actualidad en buscar en los basureros cosas que le puedan ser de utilidad, con la idea de desarrollar su arte ayudando a la gente, y más concretamente a los sin techo de California.

Con el materiral encontrado, Gregory fabrica pequeñas casas móviles de una sola habitación del tamaño de un sofá.

Utiliza palets de madera para la estructura y el tejado que drena el agua cuando llueve. También les incorpora ruedas para que las diminutas viviendas puedan ser desplazadas de un lado a otro con facilidad.

El artista se siente contento al saber que con su idea está ayudando a mucha gente y que su arte no solo sirve para estar expuesto. Como tarea añadida, Gregory dedica una parte de su tiempo a enseñar a los indigentes a construirse ellos mismos sus casas.

La genial idea de este escultor de California ha hecho que cada día aumenten los interesados por ayudarle en su proyecto y colaborar con sus ideas. Por lo pronto, Gregory ya ha recogido su experiencia en un libro llamado «Arquitectura sin hogar».