Desde antaño, una de las profesiones más recurridas y trascendentales ha sido el robo, saqueo, picaresca, acuerdos internacionales, y miles de nombres más atribuidos a este arte tan implícita en el humano. Lo único que cambia es el formato, y los que se banafician:

image001.jpg

Este verano, para irnos de vacaciones o de escapada de fin de semana, no basta con echar mano de un garrote para poder repostar tranquilo, sino que tendremos que apilar a nuestra pareja, los niños, las maletas, la sombrilla, la nevera, la suegra, y todo lo demás, en la baca de la bicicleta, y a pedalear rápido, que se acaban los 15 días de agosto. O por supuesto, podemos usar nuestros «estupendísimos» servicios e transporte público.