Chile, uno de los países más ámplios de Sudamérica, contiene gran cantidad de agua potable, tanto para los humanos como para el ganado. Toda esta agua está repartida en ríos, lagunas y lagos; y en gran medida, proviene del deshielo de sus glaciares.

chile_2005.jpg
Actualmente existe una alarmante situación en una de sus regiones, más concretamente en el Valle de San Félix, zona donde predomina ante todo la agricultura, y que constituye junto con el resto de la región la segunda mayor fuente de ingresos de Chile.

 

El Valle de San Felix tiene una alta producción gracias a los ríos provenientes del deshielo de sus glaciares, que abastecen de agua pura las tierras de gran parte de la Región III. Es uno de los lugares más bellos que podemos ver al viajar a Chile.
Pero estos glaciares no contienen únicamente agua helada, sino que durante miles de años ha albergado innumerables toneladas de oro, plata, y metales apreciados por el hombre; bajo su aspecto virgen.

pl2.jpg

El proyecto Pascua Lama, el cual ya fue aceptado por el gobierno chileno, consiste en destruir los glaciares para obtener estos minerales y convertirlos en cientos de billones. Billones que serán extraidos por una multinacional, y… adivinen quién es uno de sus socios principales… G.W.Bush, padre del presidente de los EEUU, G.Bush

Además de que las perforaciones (Chuquicamata) no solo extraen los bienes, sino que sirven para «eliminar» los desechos, algunos muy nocivos para el medio ambiente del lugar; el heco de eliminar estos glaciares implica un impacto ecológico nefasto, provocando inundaciones y, sobre todo, bloqueando y contaminando los ríos que abastecen la zona. Esto conyeva que el agua del río no será potable ni para uso humano ni para el ganado, y perjudicará las tierras que rieguen y su producto.

pl1.jpg
Que Chile se enriquezca con esta brutalidad no sería excusa, pero todo este material será enviado a otros países, mayoritariamente a los Estados Unidos, empobreciendo aún más a la población chilena.

picture6.png

Multitud de colectivos reclaman la acción internacional, y la paralización del proyecto Pascua Lama, como entre otros, el famoso Greenpeace.

pl3.jpg

pl4.jpg