A Jorgito Bush le ha caducado su contrato por obra y servicio en la Casa Blanca, esa grande y con jardín, y dicen que ahora no sabe a lo que dedicarse. Tiene varias opciones… cobrar el paro (como Dios manda), hacerse cargo de alguna de las empresas de su padre (por ejemplo, de su compañía de seguridad/armamentística), o hacerse de nuevo presidente en algún país sub-yanki de los «democratizados» durante su mandato.

Pero según fuentes internas de la CHIA, lleva años aprendiendo una nueva profesión que por lo que dicen es por pura vocación, la de ventrílocuo. Y parece que se le ha dado bien hasta ahora….

aznar-bush-ventrilocuo.bmp

*NOTA: Esto es puro humor, sin ánimo de ofender, ni difamar, ni tampoco elogiar. No se lo tomen a mal…