Después de que el club rumano UT Arad vendiera a su mejor jugador por 15 Kg de salchichas, otro club de la segunda división de ese país ofrece una nueva transferencia: su delantero estrella a cambio de la construcción de la red de de gas en el pueblo.
Esta interesante propuesta fue realizada por Cornel Rasmerita, alcalde de Lupeni y presidente del equipo de fútbol Minerull, quien quiere ubicar a su goleador Cristian Belgradean en el poderoso club de primera división Jiul, el cual es manejado por un multimillonario.

Además, Rasmerita afirmó: «Sé que nuestro delantero es deseado por varios clubes importantes, pero estaré dispuesto a dejarlo ir al Jiul si el dueño realiza una inversión de 215 mil dólares en una red de gas que mi pueblo necesita mucho».

Cornel Resmerita, quien es también el alcalde, explicó que “nuestro equipo está financiado con fondos públicos, por lo que ahora la comunidad local, que está amenazada por la desocupación, tiene la oportunidad de beneficiarse con esta transferencia”.

Operaciones como estas no son tan extrañas en el futbol rumano, hay otras tan curiosas, que vale la pena repasar: pagar a un jugador a cambio de 15 kilos de salchichas, desprestigiar a un arquero ofreciendo plata a quien quiera llevárselo, recompensar las victorias con días libres, entre otras curiosidades.

ut-arad.png